Receta de chocolate caliente vegano

0

Con este frío que hace ya en toda España, apetece tomar algo caliente para que el cuerpo pueda entrar en calor. Si eres goloso/a y vegano/a no pierdas detalle y toma nota de esta receta que te traigo hoy porque es ideal para ti. Un delicioso y riquísimo chocolate caliente vegano, que gustará a todo el mundo. En muy pocos minutos y de una forma muy sencilla y fácil podrás degustar esta bebida perfecta para estos meses de invierno.

Ingredientes para elaborar el chocolate caliente vegano
  • 2 vasos de leche de almendra
  • 1 rama de canela
  • 1 anís estrellado
  • Piel de limón y mandarina
  • 2 onzas de chocolate negro sin azúcar
chocolate caliente vegano
Fuente: humanovegano.org
Cómo preparar paso a paso el chocolate caliente vegano

En primer lugar coge una cazuela y añade los dos vasos de leche de almendra junto con la rama canela, el anís estrellado y la piel de un limón y de la mandarina. Pon a calentar la cazuela y cuando empiece a hervir, retira del fuego. Acto seguido añade el chocolate negro troceado y empieza a remover con la ayuda de unas varillas.

Mezcla bien hasta que el chocolate se haya disuelto totalmente. Tapa la cazuela y deja reposar durante unos minutos para que el chocolate coja todo el sabor de las especias y de los cítricos. Pasado el tiempo, retira las especias y la piel del limón y la mandarina. Vuelve a remover bien para que se fusionen todos los sabores y sirve inmediatamente y bien caliente.

Ya puedes disfrutar de este chocolate caliente vegano y acompañarlo con lo que más te guste.  Una auténtica delicia para el paladar y perfecto para tomar en una tarde de frío y lluvia. Espero que te haya gustado esta receta y te animes a elaborarla un día de éstos.

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorChorizos a la sidra, realmente deliciosos
Artículo siguienteTarta alemana de ciruelas
Soy redactor freelance y un auténtico apasionado del mundo de la cocina y del séptimo arte. Además, me encanta la música, escribir y disfrutar en mi tiempo libre con mis dos amores: mi mujer y mi hijo.

Dejar respuesta