Valora este artículo para mejorar la calidad de este sitio ...
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Hoy vamos con recetas de postres, que nos encantan y la familia adora que le consientas sirviendo los más deliciosos. Esta es la receta de un postre internacional, nada menos que la receta de Baklava. Pero deja que te contemos algo sobre este rico plato, puede decir que el baklava es uno de los pasteles más antiguos del mundo, por cuanto se remonta a la antiguedad en el Oriente Medio, India y los Balcanes.

El pastel de Baklava se prepara usando una pasta de nueces trituradas, distribuida en la pasta filo y bañado en almíbar o jarabe de miel, aunque también si se desea, se le pueden agregar,  pistachos, semillas de sésamo, amapola y todos los granos que se quiera, porque siendo un pastel de una región del mundo donde abundan estos, durante mucho tiempo se han servido variedades con distintos granos.

baklava

Ingredientes:  1 paquete de entre 180 y 200 g  pasta filo o phylo, 100 g de pistachos pelados, 100 g de mantequilla, 100 cc. agua, 60 g de  azúcar, 50 g de  miel de azahar, 1/2 palo de canela y 1/4 de limón.

Preparación: Hay que comenzar pelando los pistachos y triturando ligeramente sin que queden reducidos a polvo sino más bien pequeños trozos del tamaño de los granos del arroz. Fundir la mantequilla hasta que quede líquida y reservar. Ahora, untar más mantequilla pero en el fondo del molde que usaremos para Baklava. Y comenzamos a colocar las 8 o 10 placas de pasta una sobre otra untando bien de mantequilla entre medias siempre con cuidado de mojar bien las esquinas para que no se sequen.

Ahora, debemos recortar con un cuchillo bien afilado,  las sobras de pasta que hayan quedado por los lados, evitando romper las placas y repartimos todo por encima de los pistachos triturados. Repetimos la colocación de otras 8 o 10 placas y de nuevo con mantequilla enmedio y se vuelven a recortar las sobras. Es hora de cortar la masa en trozos luego de meter el molde en la nevera unos 15 minutos, los sacamos y partimos con un cuchillo muy bien afilado con mucho cuidado e iniciando el corte en ambos sentidos, y repasando hasta abajo cuando estén ya marcados.

Es el momento de hornear, y por ello, colocaremos  en el horno precalentado a 180º durante 30 minutos. Lo tapamos  con papel de aluminio y bajamos a 160º y mantenemos otros 15 minutos para que se haga bien el fondo, la parte superior debe estar bien dorada. Mientras se hornea podemos ocuparnos del almíbar, y es calentar agua con azúcar y canela dejando hervir 10 minutos más o menos y se haya reducido a la mitad. Añadimos la miel y una rodaja de limón que se debe exprimir encima y dejar que hierva otros cinco minutos más, retiramos el limón y la canela y reservamos.

Es hora de retirar el baklava del horno, y repasamos los cortes hechos para comprobar que se separan bien todas las piezas.Repartimos almíbar de miel por encima sobre los cortes especialmente y dejamos que repose antes de retirar del molde.

Imagen: Baklava

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here