El sueño de cualquier propietario de un restaurante es poder llenar la sala de comensales cada día. Para conseguir este objetivo, hay que tener en cuenta algunos factores. El primero de ellos es ofrecer comida de calidad, con recetas elaboradas que sorprendan por su sabor. Otro de los factores es contar con una buena publicidad para darse a conocer. Es aquí donde entra en juego las imágenes del restaurante y de aquellos platos que ofrezcamos en la carta. Contar con un buen reportaje fotográfico nos puede ayudar a alcanzar el éxito. Ahora bien, ¿cómo realizar buenas fotografías del restaurante? Lo más aconsejable es que las fotos las haga un fotografo profesional.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de realizar las fotografías?

A la hora de realizar imágenes de un restaurante o de su comida, hay que tener en cuenta algunos factores importantes.

Equipo fotográfico

Aunque los actuales teléfonos móviles ofrecen cámaras con muchos megapíxeles, a la hora de realizar fotografías profesionales no ofrecen la calidad suficiente. En estos casos, es necesario hacer uso de una cámara profesional. No hace falta que se trate de un equipo muy caro, pero sí que nos garantice conseguir un resultado óptimo.

Por medio de estos equipos, podrás captar todos los detalles de la sala y de la comida, aunque esta última muchos restaurantes lo dejan de lado. Recordar que la comida entra por los ojos. Cualquier fotógrafo de alimentos lo sabe y pone todo su esfuerzo en conseguir las mejores instantáneas.

Fotografiar la sala

Es muy importante saber elegir el momento adecuado para llevar a cabo la sesión. En ese momento, debes cuidar la presentación al máximo para captar toda su esencia. Decora las mesas como lo sueles hacer habitualmente para que la gente se pueda hacer una idea de lo que se encontrarán cuando lo visiten.

En el caso de que el local disfrute de bonitas vistas, aprovéchalas al máximo para jugar con ellas. Pensad que la gente que vea esas fotografías, ya sea en cartelería, página web o redes sociales, tiene que ver lo mismo que quieres que se encuentren cuando vayan al local.

La comida

A la hora de fotografiar la comida, aprovechar la luz natural del día ya que estas quedarán mucho mejor. Coloca una mesa grande cerca de una ventana que deje entrar toda la luz del exterior. Juega con los colores del plato para crear bonitos contrastes. Si el equipo de cocina se anima, pueden salir en las fotografía para que la gente se sienta más cercana a ellos.

También es importante tomar imágenes de primeros planos y desde varios ángulos diferentes. No os quedéis con la primera que hagáis y no dudéis en realizar muchas de cada plato. Ya tendréis tiempo para elegir la mejor.

Retocar las imágenes

El último de los pasos es retocar aquellas imágenes que queréis utilizar. Es una práctica muy habitual entre la mayoría de los fotógrafos. Para ello, Photoshop se ha convertido en la opción más utilizada, permitiendo conseguir resultados muy llamativos.

Una vez que estén como queramos, es importante exportarlas al formato adecuado dependiendo del uso que le vayamos a dar. En el caso de una web, el formato PNG puede ser una de las mejores opciones.

Si aún no has preparado ningún reportaje de tu restaurante, no lo demores mucho más ya que os podrá ayudar a ganar clientes para vuestro negocio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here