Quesadillas de jamon y queso

0

Las quesadillas es un aperitivo típico mexicano pero a diferencia de lo que muchos pudierais pensar, es un plato muy suave que gusta tanto a pequeños como a grandes.

Para quien no lo conozca, es similar a una pizza pero con tapa, aunque la base y la tapa son tortitas de trigo en vez de masa de pizza. A la hora de elaborar este plato uno puede dejar libertad a su imaginación y utilizar todos los ingredientes que quiera o que más le guste, aunque tampoco es bueno abusar ya que podríamos tener problemas al cocinarlas. En nuestro caso las haremos de jamón (york o serrano) y queso.

quesadillas jamon y queso

Ingredientes para las quesadillas:

  • 2 tortillas de trigo
  • jamón york o jamón serrano
  • tomate
  • queso para fundir (mozzarella, havarti, tranchetes…)

Su preparación es muy sencilla. Lo primero que haremos será cortar el queso y el jamón en trozos pequeños. El tomate lo pelamos y lo partimos en daditos. Cuando tengamos todo troceado, lo ponemos encima de una tortilla de trigo. Es bueno que haya bastante queso para que al fundirse las dos mitades queden pegadas. Una vez hecho esto, tapamos con la otra tortilla

En una sartén de tamaño igual o superior al de las tortillas, la ponemos en el fuego y doramos durante un par de minutos cada lado con cuidado de que no se queme. Hacer uso de una espátula ancha para dar la vuelta y evitar que se caigan los ingredientes.

Las quesadillas se suelen degustar con algunas salsas. En nuestro caso utilizaremos guacamole, que podemos comprar en cualquier supermercado o bien hacerlo nosotros mismos. Veamos cómo preparla.

Ingredientes para el guacamole:

  • 1 aguacate maduro
  • 1 tomate pequeño
  • 1 trozo de cebolleta
  • 1 ramita de cilantro fresco
  • zumo de limón
  • sal

Lo primero que hay que hacer es partir el aguacate por la mitad con un cuchillo y quitar el hueso que tiene en medio. Luego con la ayuda de una cuchara, separamos la carne de la piel y lo echamos en un recipiente. Con la ayuda de un tenedor vamos desmenuzando el aguacate hasta que se quede lo  más triturado posible, aunque si queda algún trozo grande no pasa nada.

A continuación le añadimos el zumo del limón, la sal, una cucharadita de tomate muy picado y otra de cebolleta. Por último picamos el cilantro fresco. Mezclamos todo bien y ya lo tenemos listo para comer.

Dejar respuesta