¿Qué recetas con carne picada son las más famosas internacionalmente?

La carne picada hace mucho que está en nuestras cocinas. Aunque comenzó a consumirse principalmente de cerdo, podemos picar cualquier tipo de carne, incluidas la de conejo o cordero. Su versatilidad y buen sabor en la cocina la han convertido en un ingrediente imprescindible para muchas recetas. Incluso restaurantes veganos imitan algunas de las recetas más famosas sustituyendo esta por tofu o soja texturizada.

Se pueden elaborar muchas recetas sanas aunque incluyan carne picada, ya que esta puede no contener grasa y estar cocinada de manera saludable. Para ello, te recomendamos que en vez de comprar carne ya picada anteriormente, elijas un trozo de carne que te guste y pidas en la tienda que te la piquen en el momento. Así sabrás lo que vas a cocinar y consumir. Y dicho esto, pasemos a ver algunas de las recetas más reconocidas con este ingrediente.

Boloñesa

La famosa salsa italiana boloñesa que se acompaña especialmente con pasta, es una de las recetas con carne picada más famosas del mundo. Se trata de una mezcla de esta con algunos vegetales como cebolla, zanahoria y mucho tomate con el que hacer la salsa.

Su fama ha sido tal, que no solo es conocida en todo el mundo, sino que incluso se comercializa en botes para poder consumirla en cualquier momento.

Mousaka

¿Has escuchado hablar de la conocida mousaka griega? En este caso se hace con carne picada de cordero. Se trata de una especie de lasaña que tiene una base de patata cocida, láminas de berenjena a modo de pasta, carne de cordero (sin tomate) cocinada con especias, bechamel y por último queso parmesano para gratinar.

Albóndigas

Las albóndigas son otro plato internacional, aunque los españoles nos atribuimos su creación. De hecho, en nuestro país se cocinan de distintas formas, como con tomate o con salsa de almendras, entre otras.

Es una mezcla de carne picada con ajo, cebolla, perejil, huevo y pan rallado. Se enharinan, se fríen un poco y luego se mezclan con la salsa con la que vayamos a cocerla. ¡Deliciosas! Se pueden hacer con cerdo, pollo o ternera.

Filetes rusos

Los filetes rusos vienen a ser unas hamburguesas empanadas. Nadie sabe si su origen es realmente ruso, o una burda imitación de alguno de los platos de ese país, pero lo cierto es que son deliciosos y acompañan bien con todo.

Hamburguesas

Era imposible hablar de recetas con carne picada y no mencionar las famosas hamburguesas que se conocen en todo el mundo. Una mezcla de carne picada con especias que se pueden comer con pan o a la plancha con ensalada para hacer una versión más sana. Se puede usar cualquier tipo de carne y la última moda es hacerlas de diversos sabores como bacon, queso o kebab.

Berenjena parmegiana

Las berenjenas a la parmegiana también han atravesado fronteras y se cocinan en cientos de restaurantes y hogares alrededor del mundo. Se rellenan con berenjenas y carne picada, normalmente de cerdo o ternera, aunque hay a quienes les gusta con pollo.

Pimientos rellenos

Los pimientos rojos o verdes rellenos de carne con una salsa picante también es una de las recetas con carne picada más conocida. Se utiliza ternera, cerdo o pollo, aunque hay a quienes les gusta con cordero.

Empanada

La empanada en su versión grande, o en versiones pequeñas, se elaboran en muchos países del mundo, y se suelen rellenar con ternera, ya que cuando se hacen de pollo no es con carne picada, sino deshilachada.

Pastel de carne

Es una receta típicamente americana, aunque ya se cocina en cualquier lugar del mundo. Se trata de carne picada cocinada y especiada y puré de patatas con queso rallado y gratinado al horno. Hay quienes prefieren la ternera, pero otros la mezclan con cerdo para que sea más jugosa.

Steak Tartar

El steak tartar es un plato delicatessen que se sirve en los mejores restaurantes del mundo. Es solomillo de ternera picado y crudo que se macera con varios ingredientes como mostaza, huevo, alcaparras, cebolla, sal y pimienta, entre otros.

¿Ya tienes tu preferida entre estas recetas con carne picada? Ponte el delantal, manos a la obra y ¡a cocinar! Estamos seguros de que te chuparás los dedos.

Ir arriba