Merluza al horno rellena de jamón ibérico sobre una base de patatas y cebolla

De entre todos los pescados que nos podemos encontrar, la merluza es uno de los que suele gustar más a las personas debido a su sabor suave, y al hecho de que tiene muy pocas espinas. Debido a esto, es una de las mejores opciones para cocinar y sorprender a todas esas personas que no son muy amantes del pescado, así como para los más pequeños de la casa.

En esta ocasión, os traemos una receta que no dejará indiferente a nadie por su sabor. Se trata de una merluza rellena de jamón ibérico que hornearemos sobre una base de patatas y cebolla. Un plato delicioso donde, te aseguramos, que no quedarán ni las migajas.

Ingredientes para la receta

Como suele ser habitual, lo primero es conocer los ingredientes que vamos a utilizar para su elaboración. Son ingredientes muy básicos que no nos costará nada encontrar.

  • 800 gr de merluza fileteada
  • Aceite de oliva
  • 200 ml de nata líquida para cocinar
  • Queso rallado a nuestro gusto
  • Pimienta negra
  • 2 cebolla
  • 3 patatas medianas
  • 4 lonchas de jamón ibérico El Pozo
  • Sal

Pasos para la elaboración de la receta

Lo primero que haremos será precalentar el horno a 180 grados. Mientras que llega a la temperatura deseada, cogeremos la cebolla y la cortaremos en rodajas de uno 4 milímetros, aproximadamente. Lo mismo haremos con las patatas. Una vez que tengamos todo, en una fuente para horno, que habremos engrasado, colocaremos la cebolla y las patatas, metiéndolas en el horno durante 20 o 25 minutos.

Mientras que se hacen las patatas, empezaremos a preparar el pescado. Para ello, lo primero que haremos será salarlo un poco, pero sin pasarse ya que el jamón aportará también parte de su sal. Sobre uno de los filetes de merluza, colocaremos jamón ibérico, tapándolo con otro de los filetes de pescado. Reservamos mientras se hacen las patatas y la cebolla.

Ahora, en un cazo pondremos la nata a calentar y le iremos añadiendo el queso rallado hasta alcanzar el sabor deseado. También le añadiremos una pizca de pimienta negra para resaltar el sabor. Lo que hay que buscar es conseguir la consistencia de una crema. En el caso de que se quede muy espesa, siempre podemos corregirlo añadiendo un poco de leche.

Una vez que haya pasado el tiempo de cocción de las patatas y la cebolla, sacaremos la fuente y sobre esa base colocaremos el pescado. Sobre este verteremos la salsa que hemos preparado previamente. Si queremos, podemos añadir un poco más de queso rallado por encima.

El siguiente paso será meter la fuente dentro del horno y dejarlo dentro durante 15 o 20 minutos, hasta que veamos que esté en su punto. Como recomendación, mejor quedarse un poco corto de tiempo que pasarse ya que, si nos pasamos, el pescado quedará muy seco.

A la hora de emplatar, colocar una de las merluzas rellenas en un plato junto con un poco de patatas y cebolla. Si queremos, podemos espolvorear un poco de perejil por encima.

Aunque hemos utilizado merluza, esta receta es perfecta para hacerla con cualquier otro tipo de pescado como puede ser panga o incluso salmón. Todo dependerá de los gustos de cada uno.

Ir arriba