-

Ese ajo que salta

Cuando queremos hacer una picada de ajos y perejil en el mortero, casi siempre nos encontramos con el problema de los ajos saltarines. Por mucho cuidado que tengamos una vez que damos un par de golpes tenemos que apartar la cabeza para que los trozos de ajo  no nos salten un ojo.

Para evitar esto, podemos aplicar un truco antiquísimo, que consiste en echar un poco de sal al mortero antes de darle los primeros golpes. De esta forma conseguiremos que los ajos y el perejil estén donde tienen que estar, que no es otro sitio, que dentro del mortero.

Lo último...

¿Cómo elegir el tipo de cafetera que necesito según nuestros gustos?

Para muchas personas, el café es algo esencial para sus vidas. Es lo primero que toman al levantarse de la cama cada mañana y...

El café irlandés, ¿es realmente de Irlanda?

El café irlandés pasa por ser uno de los tipos más conocidos a nivel mundial. Como mucho de vosotros sabéis, se elabora a partir...

Ideas de platos salados con chocolate que te encantarán

Los platos salados con chocolate existen y son deliciosos. Si te ha picado la curiosidad y quieres probar algunas recetas a continuación, dejo una...

¿Debo cambiar mi dieta durante el embarazo si soy vegana?

Hoy en día son muchas las personas que han optado por un estilo de vida vegano. Para el que no lo sepa, los veganos...

Receta de ensaladilla rusa fácil

La ensaladilla rusa es una combinación ideal para un primer plato o como acompañamiento. Su sabor es típico de verano, pero también puede prepararse...
Artículo anteriorSalsa Bearnesa
Artículo siguienteFlan de Mandarina