Donuts sin aceite, ¡sí se puede!

Si estás buscando reducir el nivel de aceite de tu dieta pero no quieres dejar de lado algunos manjares, hoy queremos contarte cómo hacer unos donuts sin aceite increíbles. Son muy ligeros y esponjosos, y quedarán perfectos para una merienda con amigos. Muy atento porque no tienen demasiada dificultad.

Eso sí, utilizaremos una freidora sin aceite para esta receta, así que debes asegurarte de engrasar bien el interior con spray de cocina, mantequilla o un poco de aceite. Además, al hacerlas en casa podrás elegir la forma que prefieras, incluso optar por un rosco de azúcar y canela.

Receta de donuts sin aceite

Ingredientes

  • Spray de cocina o similar
  • ½ taza de leche
  • ¼ taza de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar (por separado)
  • ½ cucharadita de levadura
  • 2 cucharadas de harina
  • ½ cucharadita de sal
  • 4 cucharadas de mantequilla (derretida)
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Cómo hacer donuts sin aceite

Para la receta de hoy utilizaremos la freidora Crunchy de Mellerware, que nos ofrece una estupenda relación entre calidad y precio. Apunta los siguientes pasos para conseguir unos donuts riquísimos, que podrás acompañar de algún glaseado y una buena taza de chocolate caliente.

  1. En un bol pequeño apto para microondas, calienta la leche unos 40 segundos, hasta que esté tibia. Añade la cucharadita de azúcar y disuelve, para acto seguido agregar la levadura. Deja reposar durante 8 minutos.
  2. En un recipiente mediano, mezcla la harina con la sal y el azúcar restante. En otro recipiente, esta vez más grande, repite el proceso con los ingredientes húmedos: la mantequilla, el huevo y el extracto de vainilla. Agrega la mezcla de levadura anterior y remueve, para después agregar los ingredientes secos.
  3. Transfiere esta masa a una superficie ligeramente enharinada, y amasa bien unos 5 minutos, hasta que quede elástico y consistente. Forma una bola de masa, colócala en un bol engrasado y cubre con un paño de cocina. Déjalo fermentar aproximadamente 1 hora.
  4. Una vez transcurrido este tiempo, que la masa haya doblado su tamaño, extiéndela sobre una superficie de trabajo igualmente enharinada. Debe convertirse en un rectángulo de 1 centímetro de grosor, más o menos.
  5. Con un cortador específico de rosquillas o dos cortadores de galletas concéntricos, haz la forma aprovechando el máximo de masa posible. Con los restos, vuelve a amasar, a formar un rectángulo y a cortar nuevas rosquillas.
  6. Coloca papel de horno en una bandeja con cierta altura y coloca las rosquillas. Cubre de nuevo con un paño y deja reposar entre 40 minutos y 1 hora.
  7. Engrasa la canasta de la freidora e introduce un par de dónuts o los que quepan. Asegúrate de que no se tocan entre ellos. Cocina a 200º durante 10 minutos, hasta que hayan tomado un color dorado. Sácalas y déjalas enfriar en una rejilla, y continúa con el resto de la masa.
  8. Por último, puedes decorar tus donuts sin aceite con sirope, azúcar glas o cualquier otro preparado. ¡Encuentra tu sabor favorito y disfruta de la mejor merienda!
Ir arriba