Croquetas de cigala

0

Ingredientes:

  • 2 Cucharadas de mantequilla
  • 3 Cucharadas de harina de repostería
  • 1 Litro de leche
  • 6 cigalas medianas (sobre un kilo las seis)
  • 1 Huevo
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva

Preparación:

En una olla grande ponemos a hervir abundante agua, a la que podemos poner una hoja de laural. Cuando esté hirviendo bastante añadimos mucha sal y las cigalas.  Si después de hecharlas sigue el agua sigue hirviendo mucho, sólo nos harán falta unos diez o doce segundo de cocción, y las saquemos para que se enfríen.

En una olla grande ponemos a hervir abundante agua, a la que, según los gustos, se puede poner una hoja de laurel, o no.

Una vez fríos, se separa la cabeza procurando hacerlo en un bol debajo para que recoja el juguillo de la cabeza y luego se hace que salga todo el contenido. A continuación pelamos las colas, cortamos la carne en trocitos y añadimos al bol que contenía el jugo de las cabezas. Aunque las colas estén casi crudas no es problema, ya que el hervor era sólo para poder pelarlos con facilidad, de hecho cuanto más crudas estén más sabor aportarán a la crema.

En una sartén antiadherente ponemos dos cucharadas de mantequilla y tres de harina de trigo.  Llevamos al fuego y removemos hasta que empieza a tomar un color dorado, apartamos del fuego y añadimos una tacita de leche templada, amasamos hasta conseguir una bola homogénea y volvemos a llevar al fuero durante unos minutos removiendo sin parar hasta que rompa a hervir otra vez.

Repetimos otra vez la operación, esta vez añadiendo ya el resto de la leche. Ahora, cuando lo llevemos de nuevo al fuego, deberá dar tres hervores, dejando un tiempo de reposo entre uno y otro.

Añadimos las cigalas que antes hemos picado a la masa y removemos todo bien para repartir el marisco, comprobamos el punto de sal y dejamos reposar un par de horas.

Es conveniente hacer la masa de un día para otro, dejándola enfriar en la nevera.

Para el empanado se les da la forma que pasan por huevo batido, luego por rallado, se dejan reposar de nuevo como ya he indicado y se fríen en abundante aceite de oliva bien caliente (deben flotar en el aceite para freírse bien).  Estarán buenísimas!

Dejar respuesta