Carrilleras de cerdo con salsa de queso

Siempre se ha dicho que del cerdo hasta los andares, haciendo referencia a que se puede aprovechar toda su carne, pero no todas sus partes son vistas de igual forma. El solomillo, la pluma o el jamón son partes más apetecibles que otras zonas del animal. Entre estas últimas se encontraban las carrilleras, una carne proveniente de los músculos masticadores del cerdo, pero que de un tiempo a esta parte se han convertido en una parte muy codiciada. Destaca por ser una carne de textura melosa y gelatinosa que ofrece una gran intensidad gustativa y que puede aportar mucho juego a nuestra mesa. Como todo en esta vida, si queremos que nuestros comensales disfruten de ella, es necesario que la carrillada sea de calidad. En el caso del portal https://www.masialaportella.com/, un comercio online que te envía una carne de primer nivel a tu hogar.

Ingredientes de la receta

Conozcamos los ingredientes que vamos a necesitar para elaborar unas deliciosas carrilleras de cerdo con salsa de queso.

  • 3 carrilleras de cerdo limpias
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 vaso de caldo
  • 100 g de queso roquefort
  • 1 vaso de crema de leche
  • 3 huevos
  • Harina
  • Ramita de perejil y picado
  • Aceite de oliva sal y agua

Pasos para elaborar carrilleras de cerdo con salsa de queso

Una vez que conocemos los ingredientes que vamos a necesitar, es el momento de ponernos manos a la obra. Lo primero de todos será cocer la carne, ya que debido a su característica, requiere de mucho tiempo para que quede tierna. Para ello, pondremos en una cazuela con agua, las carrilleras junto con las hortalizas, sal y un poco de aceite de oliva. Las dejaremos al fuego durante hora y media. Pasado ese tiempo, si vemos que no están tiernas, podemos dejarlas un poco más. El caldo de la cocción lo reservaremos para utilizarlo posteriormente.

Una vez que la carne está en su punto, es el momento de meternos de lleno a preparar la salsa de queso que la acompañará. Para ello, coceremos un vaso del caldo de la carne junto con el queso roquefort y la crema de leche. Lo tendremos en el fuego durante unos minutos, hasta que veamos que el queso a fundido y todo ha mezclado bien, adquiriendo el espesor deseado.

Mientras que la salsa se termina de hacer, cogeremos las carrilleras ya cocidas, las fileteamos con un tamaño de un dedo de grosor, las pasamos por harina, luego las mojamos en huevo y por último las freímos en una sartén con aceite y los dientes de ajo partidos por la mitad. Cuando estén doradas, las sacaremos a un plato, junto con papel absorbente para retirar la mayor cantidad de aceite.

Cuando hayamos pasado por la sartén todos los trozos, en una bandeja iremos colocando los trozos de la carrillera, añadiendo la salsa de queso por encima.

Recomendamos no añadir mucha salsa ya que puede que su sabor no le guste a todo el mundo. Siempre se puede añadir una poca y colocar el resto en el interior de una salsera para que cada comensal se sirva a su gusto.

¿Qué os ha parecido la receta que os hemos dejado hoy? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Ir arriba