Budin de mandarina glaseado

0

Ingredientes para los gajos de mandarina escarchados:

  • Gajos de mandarina: 15, aproximadamente
  • Azúcar molido: cantidad necesaria
  • Clara: 1

Ingredientes para el Budin:

  • Manteca a temperatura ambiente: 250 gramos
  • Azúcar molido: 250 gramos
  • Ralladura de la piel de 1 mandarina o su cáscara picada fina (sin la parte blanca)
  • Huevos: 5
  • Jugo exprimido y colado de mandarina: 100 cm3
  • Harina tamizada: 350 gramos
  • Polvo para hornear: 1 cucharada sopera

Para el glaseado de mandarina:

  • Jugo exprimido y colado de 1 mandarina
  • Azúcar impalpable: 200 gramos, aproximadamente
  • Colorante vegetal líquido naranja (opcional): unas gotitas

Otros:

  • Manteca derretida (para pincelar el molde): cantidad necesaria
  • Harina (para espolvorear el molde): cantidad necesaria

Preparación:

Colocar los gajos de mandarina sobre una placa cubierta por hojas de papel absorbente (esto se hace para que el jugo no dificulte la adherencia del azúcar). En otra placa, formar un colchón de azúcar molido.

Luego, pasar los gajos por la clara desligada y acomodarlos sobre el colchón de azúcar. Azucararlos de ambos lados. Dejar que los gajos se oreen sobre una rejilla, ubicada arriba de una placa, hasta que el azúcar forme una capa quebradiza. Reservar.

Para el Budin ponemos la manteca y el azúcar en un bol y mezclamos con la espátula mezcladora de la batidora. Sin detener la mezcla, agregamos la ralladura de mandarina y continuamos hasta obtener el punto crema. Logrado el punto y sin dejar de mezclar, volcamos los huevos de a uno. Verter el jugo de mandarina. Mezclar hasta integrar por completo. Tamizar la harina y el polvo para hornear sobre la mezcla del paso anterior. Mezclar hasta integrar. Volcar la preparación en un molde fantasía enmantecado y enharinado, y emparejarla. Hornear a temperatura moderada entre 40 y 50 minutos. Retirar, dejar enfriar y desmoldar sobre una rejilla.

Glaseado de mandarina. En un bol, verter el jugo de mandarina y añadir el azúcar impalpable. Mezclar hasta obtener un glasé fluido, si esto no se logra y de acuerdo con la consistencia tenida, incorporar una mayor cantidad de jugo o azúcar que la requerida. Si se desea, acentuar el color con unas gotitas de colorante naranja. Disponer una placa por debajo de la rejilla sobre la cual se ubica el budín. Bañar el budín con el glasé. Distribuir el glasé en forma pareja con ayuda de una espátula de metal llevándolo hacia los lados. Dejar secar. Pasarlo a una bandeja o a una fuente y rodearlo con los gajos de mandarina escarchados.

Vía: cocinacasera.net

Dejar respuesta