5 recetas donde una mandolina tiene mucho que decir

En el mundo de la cocina es habitual hacer uso de muchos utensilios para sacar adelante todo tipo de recetas. Estamos acostumbrados a utilizar batidoras, sartenes, ollas rápidas o cuchillos, por poner solo algunos ejemplos, porque la lista puede ser mucho más amplia. Entre todas estas herramientas que podemos utilizar, existe una que es capaz de dar un toque diferente a cualquier plato. Estamos hablando de la mandolina, un utensilio que puede que pase desapercibido en la cocina pero que ofrece una gran funcionalidad.

¿Qué es una mandolina y para qué sirve?

Cuando hablamos de una mandolina nos estamos refiriendo a un utensilio de cocina que nos permite cortar, rallar o laminar todo tipo de alimentos con mucha precisión, ya sean verduras, hortalizas, fruta, quesos o embutidos.

Aunque podríais pensar que todo esto se puede hacer con un simple cuchillo, la mandolina consigue un corte mucho más preciso y exacto, además de ahorrar mucho tiempo en todo este proceso. Gracias a esta herramienta, es posible conseguir un mejor acabado de los platos.

5 recetas elaboradas con una mandolina

Para que podáis ver hasta que punto una mandolina puede dar mucho juego dentro de la cocina, hoy queremos compartir con vosotros una serie de recetas donde la mandolina es la herramienta protagonista.

Ensalada de brócoli fresca

En el caso de gustarte la comida saludable, ¿qué mejor que una ensalada fresca de brócoli? Su preparación es muy sencilla y te aseguras llevarte a la boca un plato rico y saludable. Lo primero que debemos hacer es lavar bien el brócoli. A continuación, con la ayuda de nuestra mandolina, lo cortaremos. En un bowl pondremos el brócoli y lo aliñaremos con un poco de vinagre, ralladura de limón, jugo de limón, mostaza, sal y pimienta.

Cuerdas de cebollas

La cebolla es algo que no suele gustar a los niños, pero es un alimento muy bueno para la salud. Si queremos que nuestros hijos coman, hay que ingeniársela para enmascararla. Una opción es preparar cuerdas de cebolla. Para ello cortaremos la cebolla en tiras con la ayuda de la mandolina. En un recipiente mezclaremos la misma cantidad de leche y yogurt natural. A continuación añadiremos harina hasta conseguir una masa consistente donde poder sumergir las tiras de cebolla. Por último, solo quedará freírlas en abundante aceite caliente.

Papas festoneadas con ajo y sal

Esta es una receta diferente para disfrutar de unas buenas patatas. Para ello, cortaremos las patatas con la mandolina para a continuación cocerlas hasta que estén tiernas. Por último, le añadiremos queso Philadelphia a las finas hierbas, queso parmesano y pimienta. Si queréis, las podéis gratinar un poco en el horno.

Ensalada de calabacín hinojo rallado

Para esta receta, cogeremos un calabacín y lo rallaremos con la mandolina. El mismo proceso lo haremos con el hinojo. Mezclaremos todo bien y lo aliñaremos con una vinagreta alimonada.

Chips de zanahoria

Si buscas una forma de que tu familia coma zanahoria, estas chips puede ser la solución perfecta. Para ello lo primero que haremos será cortar las zanahorias en rodajas finas con la mandolina. En una bandeja de horno las colocaremos y las hornearemos durante 45 minutos. Una vez fuera, añádele un poco de sal.

Así que ya sabéis, si queréis convertiros en un auténtico chef profesional, en tu cocina no debería faltar una mandolina. Una vez que la utilices, seguro que no podrás pasar sin ella.

Ir arriba