Sabrosa pierna de cerdo al vino tinto de Jumilla para Navidad

pierna de cerdo asada

Poco a poco nos vamos acercando a una de las fechas más esperadas del año. Nos estamos refiriendo a la Navidad, unos días para estar en familia y reunirnos con todas aquellas personas que llevamos mucho tiempo sin ver. También son días de preparar platos especiales que no elaboramos durante el resto del año. Son muchos los que ya están pensando en los diferentes menús que prepararán para esos días tan especiales. Si este es tu caso y estás buscando ideas, hoy queremos compartir con vosotros una receta que os hará triunfar ante vuestros comensales. Se trata de una pierna de cerno al vino tinto de Jumilla. Una receta sencilla pero que gustará a todo el mundo.

¿Por qué un vino de Jumilla?

España destaca por ser un país con una gran tradición enológica. Son muchas las Denominaciones de Origen de vino que nos podemos encontrar, pero hoy queremos resaltar los vinos de jumilla. Estos vinos se elaboran entre las provincias de Albacete y Murcia, siendo la ciudad murciana de Jumilla la que da nombre a toda la Denominación de Origen.

La variedad de uva principal utilizada para la elaboración de sus caldos es la Monastrell, pero también nos podemos encontrar otras variedades como Cabernet Sauvignon, Merlot o Syrah. La clave de su éxito lo encontramos un clima que es perfecto para el crecimiento de las uvas. Además, su suelo de piedra caliza le aporta la humedad necesaria para su crecimiento.

Su sabor y sus características han convertido a estos vinos en unos de los más demandados en la actualidad.

Receta de pierna de cerdo al vino tinto de Jumilla

El cerdo es una de las carnes más utilizadas durante la época de la Navidad. Se trata de un tipo de carne que gusta a todo el mundo y que suele dar mucho juego a la hora de elaborarla. La receta que hoy os traemos, requerirá de tiempo debido a que marinaremos la carne durante 24 horas, pero resulta muy sencilla de elaborar.

Ingredientes que utilizaremos

Lo primero de todo será conocer los ingredientes que utilizaremos para su elaboración. Esta receta está pensada para 6 personas aproximadamente, dependiendo del tamaño de las raciones que queramos repartir.

  • 1 pieza de pierna de cerdo de unos 3 kilos
  • 1 botella de vino tinto DO Jumilla
  • 200 ml de vinagre
  • 2 cucharaditas de orégano
  • Sal
  • Pimienta al gusto
  • 100 gramos de azúcar
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 4 cucharaditas de pimentón de la Vera en polvo
  • 1 copa de brandy
  • 100 gramos de mantequilla

Pasos para elaborar la receta

Como ya hemos comentado, se trata de una receta muy sencilla de elaborar pero que requiere de tiempo. Es necesario empezar un día antes su preparación debido a que la carne debe estar macerando durante 24 horas. Con esto lo que buscamos es que la carne de cerdo adquiera todo el sabor de los ingredientes del macerado, además de que la carne se quede mucho más tierna y jugosa.

Para el macerado, cogeremos un bol grande y verteremos el vino de Jumilla que hayamos elegido. Junto al vino, añadiremos la pimienta, el comino, el pimentón en polvo, el orégano y la copa de brandy. Todo esto lo mezclaremos bien durante unos segundos. A continuación, cogeremos la pierna de cerdo y la sumergiremos en el preparado anterior. Taparemos el bol con papel transparente y lo meteremos a la nevera durante 24 horas.

Pasado ese tiempo, sacaremos la carne del recipiente y la colocaremos sobre una bandeja de horno. Sobre la carne, verteremos el jugo de la maceración para que coja más sabor durante el asado y la carne no se quede muy seca.

Por otro lado, en un recipiente mezclaremos el vinagre y el azúcar. Cuando tengamos una mezcla homogénea, con la ayuda de una brocha de cocina, pintaremos la pierna con esa mezcla. Con esto lo que buscamos es darle un toque dulce al asado. Si no os gusta este sabor, podéis saltaros este paso sin problema.

Terminado el paso anterior, cogeremos la mantequilla y la derretiremos. Con la ayuda de la brocha, untaremos toda la pierda del cerdo con la mantequilla.

Por último, meteremos la bandeja en nuestro horno, que previamente habremos precalentado a 200 grados, durante dos horas. Pasado el tiempo, tendremos una carne tierna y de un sabor que te enamorará desde el primer bocado.

Como recomendación, acompañad este asado con un vino Jumilla. Por ejemplo un Pino Doncel 24 meses o un Carchelo Ciento80.

¿Qué os ha parecido la receta que os hemos traído hoy? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Ir arriba