Croissants caseros ¡atrévete a hacerlos!

0
Siempre compras los croissants ya hechos ¿a que si? Pues toma nota, porque los puedes hacer tú misma, y no es nada difícil. Te sabrán mucho más ricos estos croissants caseros hechos por ti, que los que compra habitualmente.

Ingredientes (para 6-8 personas)

Para la levadura
  • 250 gr de harina de fuerza o de panadería
  • 75 gr de levadura fresca
  • 125 ml de agua tibia

Para la masa

  • 750 gr de harina de fuerza o de panadería
  • 50 gr de azúcar
  • 450 gr de mantequilla
  • 30 gr de sal
  • Agua
Fuente: flickr
Fuente: flickr

Elaboración de los croissants caseros

Lo primero que vamos a hacer para elaborar estos deliciosos croissants casero e preparar la levadura, para ello mezclaremos la harina, la levadura fresca y el agua. Lo dejamos reposar para que fermenten y se quede la masa con una textura similar a la de una esponja.

Para hacer la masa pondremos la harina sobre la mesa en forma de volcán. Colocamos en el agujero 50 gr de mantequilla, sal, azúcar y vamos incorporando el agua poco a poco, hasta formar una masa blanda. Debemos de amasar la masa durante unos 10 minutos para que se nos quede la elasticidad adecuada. Añadimos la levadura que hemos preparado antes, ya estará fermentada. Seguimos amasando todo durante otros 10 minutos, tenemos que obtener una masa homogénea y elástica. Cuando esté lista la dejamos reposar 10 minutos.

A continuación colocamos la mantequilla restante en el papel de hornear, extendemos la mantequilla con el rodillo para que nos quede una lamina.

Estiraos la masa con un rodillo, espolvoreamos un poco de harina y ponemos encima la lamina de mantequilla. Doblamos los extremos de la masa hacia dentro y después estiramos nuevamente la masa. Dobla los extremos una vez más y continua amasando, dejamos reposar un rato la masa tras doblarla.

Estiramos la masa con el rodillo, una vez estiramos, dividimos la masa en 2. Después cortamos triángulos que tengan unos 8 cm de base. Haz un pequeño corte en la base de cada triangulo, para que quede una especie de ranura abierta. Enrollamos los triángulos desde la base hasta la punta, ensanchándolos un poco.

Colocamos los croisant en una bandeja para horno con las puntas hacia abajo. Dobla los extremos hacia el centro dándoles formas de media luna, es decir de croissant. Déjalos reposar el tiempo necesario, hasta que doblen su tamaño, después pintamos la superficie con huevo y los horneamos durante 10-15 minutos a 250ºC. Cuando estén listos sácalos del horno y ponles un poco de almibar si lo deseas.

 

Dejar respuesta