Cómo hacer mejillones gratinados

0

Los mejillones son un molusco que podemos adquirir fácilmente durante todas las épocas del año en la pescadería, tienen muchos beneficios para la salud, y es bajo en grasas, por lo que es un alimento perfecto para consumir también en verano y mantener así nuestro cuerpo en forma.

Hay muchos tipos de mejillones dependiendo de la forma de su concha, aunque todos ellos tienen una cosa en común, y es que tienen una alta dosis  de proteínas marinas de alta calidad.

Como todos los productos que provienen del mar, los mejillones tienen una composición muy alta de agua, así que tendrán muy pocas grasas y calorías, siendo uno de los alimentos más recomendados en dietas para perder peso.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de mejillones
  • 500 gramos de tomates maduros
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 huevo duro
  • 1 rebanada de pan de molde
  • 2 ramitas de perejil
  • 1 cucharada de albahaca picada
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
Fuente: chefmariaamado.com
Fuente: chefmariaamado.com

 

Pasos para elaborar mejillones gratinados:

Primero picamos la cebolla y el diente de ajo, y los sofreímos en una sartén con 2 cucharadas de aceite.

Pelamos los tomates, los despepitanmos y los trituramos con la batidora eléctrica. Los agregamos a la sartén, los salpimentamos y añadimos la albahaca picada.

Cocemos lentamente durante 20-30 minutos aproximadamente.

Pelamos el huevo duro y lo picamos. Picamos también la rebanada de pan y una ramita de perejil. Mezclamos el compuesto y lo salpimentamos.

Limpiamos los mejillones, los pasamos por agua y los disponemos en una sartén con unas hojas de perejil. Tapamos la sartén y cocemos a fuego vivo, removiendo de vez en cuando, hasta que los mejillones se hayan abierto. Retiramos las medias valvas vacías.

Escurrimos los mejillones y en cada valva introducimos una cucharadita de salsa de tomate y otra del compuesto de huevo, presionando ligeramente para que quede adherido al molusco y bien cubierto.

Colocamos los mejillones en una fuente de horno, los regamos con un poco de aceite de oliva y los cocemos en el horno, precalentando a 180ºC durante 10 minutos.

Lo servimos caliente adornado con hojas de albahaca y ¡listo para comer!

 

Anímate y prueba este plato tan fácil y nutritivo. Cada plato contiene 220 calorías, y ¡solamente se tarda una hora en su preparación!

 

Dejar respuesta