Receta de salsa holandesa

0

La cocina europea es una de las ricas gastronomías, que nos permite aprovechar toda una variedad de ricas recetas. Y hoy, estamos de recetas internacionales porque te tenemos una salsa de gran aprecio por los expertos culinarios, la receta de salsa holandesa. Contra lo que podría pensarse, ésta no es una receta de Holanda, sino de la cocina francesa, una rica salsa que debe hacerse con sumo cuidado y mucha concentración porque es muy deliciosa pero tiene su dificultad en la preparación, así que atenta a los detalles.

 Ingredientes:  2 yemas de huevo, 250 g de mantequilla clarificada, 2 cucharadas de limón, sal, pimienta al gusto.

salsa holandesa

Preparación: Para comenzar vamos a clarificar la mantequilla, para ello hay que poner la mantequilla en un bol al baño maría, sin permitir que el agua hierva. Hay que esperar que la mantequilla se derrita sin que la removamos, de esta manera se clarifica la mantequilla dejando que la grasa se separe del suero lácteo.

Ahora con la mantequilla ya clarificada, prepararemos la receta de salsa holandesa, comenzaremos, montando las yemas, si es un bol al Baño  de María es mejor. Añadimos el zumo de limón, cuando hayan doblado su volumen, vamos a ir añadiendo poco a poco la mantequilla clarificada, logrando una emulsión que se acerque en consistencia a una mahonesa. Añadimos por último la sal, la tapamos con papel film y la mantenemos a unos   40ºC.

Hay que evitar mucho calor o mucho frío, porque eso la corta, cuando se corta podemos agregar un poco de agua templada y batiremos. Si aún sigue cortada entonces hay que comenzar de nuevo usando un bol nuevo, si no conseguimos volverla a montar empezaremos desde el principio en un nuevo bol con una yema nueva. Añadiremos la salsa holandesa cortada poco a poco, batimos y volvemos a montar. Esta salsa es perfecta para unos espárragos, pescados y patatas.

Imagen: Wikimedia

Dejar respuesta