Receta de alcachofas rebozadas

0

Uno de los beneficios más conocidos de la alcachofa, es sin duda su poder antioxidante. En muchos casos, a pasado de ser una simple verdura a ser un remedio medicinal, ya que tiene un alto poder diurético y es muy recomendable cuando existen problema estomacales. Además, es una gran fuente de fibra, posee todos los minerales más importantes para el organismo, tales como fósforo y el potasio. En otras palabras, la alcachofa es una de las verdura más completas de todas.

Esta receta es muy recomendable para personas que sufren pérdida de apetito, dolor de estómago o náuseas.

Incluso, en algunos paises la alcachofa ha llegado a ser considerada un potente afrodisiaco.

Para prepara esta receta necesitamos:

-10 alcachofas

-5 limones

-100 gramos de harina

-Sal y pimienta al gusto

alcachofas cortadas

Para prepararla,  lo primero que hay que hacer es limpiar las alcachofas. El modo correcto, es lavarlas con abundante agua. Quitar las hojas externas. También es recomendable quitarle la especie de pelitos que tienen en el centro.

Seguidamente, hay que meterlas en agua con zumo de limón unos minutos, para que no se vayan poniendo negras.

En un bol aparte, ponemos harina, levadura, pimienta y sal, y removemos la masa hasta que se espese. A continuación,  pasamos a cortar las alcachofas en tiras finas y los mezclamos con la masa.

Mientras hacemos este paso, debemos recordar poner antes al fuego una sartén con aceite, para que se vaya calentando. Vamos poniendo una a una, con mucho cuidado, las tiras de alcachofas en el aceite. Cuando se vayan poniendo doraditas, las sacamos y las vamos poniendo encima de servilletas absorbentes para quitar el exceso de aceite y, ¡listas para comer!

Podemos también usar este receta como guarnición de otro plato.

Si las vamos a tomar como aperitivo, aliñémosla por encima con un aderezo que prepararemos con aceite, mostaza, perejil, albahaca, vinagre y sal.

 

Dejar respuesta